Solo Puedo Ayudar a los que se Dejan.

Solo puedo ayudar a los que se dejan
Da igual que lleves un ano como si llevas veinte trabajando aquí, no conozco personalmente a ningún jeque, en los anos que llevo solo he podido ahorrar para comprar un piso de segunda mano en España. No tengo contactos para conseguirle proyectos de incalculable valor, ni tampoco una amistad cercana con aquellos que los consiguen.
No he visto ni conocido a nadie que viva aquí sin trabajar, o que le paguen tanto que no le preocupe el dinero, no tengo yate, no tengo un deportivo, no vivo en una casa en la playa, ni mi mujer ni yo jugamos al golf o montamos a caballo, o salimos a navegar en el velero los fines de semana.
Después de trabajar muchos anos, tenemos coche propio, no le debo nada al banco, y puedo pagar mis facturas aquí y en España, que no es poco.
Y es que lo intento, pero no puedo ayudar a aquellos que quieren que les de el numero de teléfono del embajador porque les ha caducado el pasaporte, yo no tengo su teléfono, pido cita como todo el mundo, me espero, y voy allí y espero, para que luego me puedan renovar el pasaporte, y luego espero a que me lo den de vuelta, eso si en cada espera me hago los 150 kilometros para ir y venir a Abu Dhabi tras concertar cita.
Tampoco consigo descuentos de amigo porque conozco a mucha gente que trabaja en hoteles, restaurante, o empresas, porque no son los dueños, solo trabajan ahí, igual que yo trabajo en otro sitio.
No tengo trato de preferencia cuando viajo, a pesar de trabajar para una linea aérea, ni siquiera tengo acceso a un ‘Lounge” porque soy un empleado mas. No me encuentro con el presidente de la compañía para tomar café, ni para comer, ni me ha invitado nunca a su casa.
Soy un afortunado porque a los que conozco, y a muchos los quiero de verdad, cuando me ven se alegran, incluso algunos me abrazan, y son como una extensión mas que merecida, y desde luego necesaria de mi familia. Se que están ahí, no para pedirles favores, pero si para dar consejo, y sobre todo para compartir malos tragos, porque ahí es donde están los amigos de verdad.
Que fácil es compartir buenos tragos, que fácil es decir ya nos veremos, a ver si quedamos, cuando quieras, y luego si te he visto no me acuerdo, que facil es criticar, generalizar y que difícil es ayudar, y orientar de una manera desinteresada y generosa.
Si necesitas ayuda, si necesitas orientación, hay mucha gente que puede hacerlo, son muchas las personas que tenemos aquí que han pasado casi por todas las penalidades, desde perder familiares, estar en hospitales, padecer accidentes, separaciones, divorcios, suicidios, cárcel, ruina, pero, cuando se trata de ayudar, están ahí, y dispuestos.
Tienes como obligación dos cosas muy sencillas, escuchar, aprender, y contrastar opiniones. No cuentes solo con una opinión, busca siempre la segunda e incluso la tercera. infórmate, y haz preguntas precisas, nada de “como esta la cosa”, ” es que estoy buscando algo”, ” yo me adapto a cualquier cosa”, y afina de verdad, sinceridad y al grano, y veras como la gente responde.
Infórmate, demuestra que tienes interés, hay múltiples fuentes de información de este país, de las empresas que trabajan aquí, tienes que tener un nivel de ingles solido, y a ser posible un mínimo de cinco anos de experiencia para pensar en aterrizar aqui.
Considera:
Coste de la vida, y gastos de mudanza e instalación.
Situación familiar y flexibilidad.
Corto, medio o largo plazo de estancia, y justificación financiera de la operación.
Que profesión tienes.
Que experiencia aportas, y que valor añades en tu puesto de trabajo.
Que puesto de trabajo estas buscando.
Cuales son las diez empresas para las que te gustaría trabajar aquí.
Cual es la situación actual de estas diez empresas en términos de proyectos, crecimiento.
Por cuanto estas dispuesto a venir, o que estas dispuesto a sacrificar.
Buscas trabajo, promoción, oportunidad de crecimiento, o supervivencia.
Es mas que probable que podamos orientarte, que podamos informarte, pero NO podremos buscarte un trabajo para que te vengas mañana. Todo lleva tiempo, y a qui no iba a ser menos. Todo requiere su tiempo, el pan, el vino, el cocido, y el jamón, para que sean buenos requieren su tiempo.
Antonio.