Busqueda de Empleo (4)

UCAM Dubai Blog Banner (728x90 px)4

La gran mayoría de artículos siempre hablan de la búsqueda de empleo, pero no de cómo encontrarlo, no es lo mismo buscar que encontrar. Sin duda para encontrar hay que buscar? Se encuentra siempre que se busca?, y lo más importante como se busca para encontrar?

Cualquier amigo, vecino o familiar que tenga empleo siempre te empujara al abismo de que para encontrar empleo hay que buscarlo. Sin duda esto es cierto, pero para encontrar hay que saber buscar, pero hay que buscar con tesón, con paciencia, y sin dejarlo por un momento.

Para hablar de empleo hay que entrar en términos de probabilidad, es decir, siempre hay probabilidad de encontrar empleo, pero hay posibilidad de encontrarlo?. Hay algo posible que no sea probable?.

Como ves en este artículo te voy a plantear muchas cuestiones que rayan lo filosófico, y casi lo místico, pero es que el empleo forma parte del ser humano de una manera muy profunda, el empleo es un derecho, y al mismo tiempo es una obligación, y por encima de todo un deber para desarrollarte como ser humano de una manera técnica, profesional, pero también de una forma humana, el empleo te hace más humano. En el empleo compartes con tus compañeros tu día a día, mucha gente encuentra pareja, amigos para siempre. Aprendes a compartir, a discutir, a planificar, y a construir proyectos y amistades en el trabajo.

Pero lo primero es lo primero, hay que buscar, solo los que buscan encuentran. Pero antes de ponerte a buscar tienes que decidir que estás buscando, si no te encontraras con la encrucijada de no saber si lo que encuentras es lo que buscabas. O peor aún, de creer que no encuentras, porque no sabes lo que encuentras, aunque lo estés buscando.

Si, esto se complica, pero no es menos cierto. Como vas a encontrar algo que no existe, algo que no es posible, o simplemente como vas a reconocer lo que encuentras si no sabías lo que buscabas.

Céntrate y decide lo que vas a buscar, date un tiempo, y luego reflexiona y corrige.  Si hay una amplia diferencia entre lo que buscas y lo que encuentras es hora de corregir, o más bien como dicen ahora los emprendedores de pivotar, cambiar de dirección, corregir las pretensiones, y ajustarte a la realidad.

Los límites de la búsqueda y tus pretensiones lo marcan tus necesidades inmediatas económicas, o tu ideario de lo que realmente quieres. Lo peor sin duda es la búsqueda por necesidad económica, que te fuerza a coger lo que sea como sea. Aquí no caben más explicaciones, es una cuestión de supervivencia, pero si tu búsqueda es de una mejora, date tiempo y mide tus decisiones, aplica el principio de comparar, filtrar y seleccionar.

Durante estos tres últimos años he podido publicar en este blog más de sesenta artículos propios y ajenos, y organizado casi cincuenta reuniones presenciales, en todas ellas siempre ha quedado algo claro y diáfano: No hay sustituto para el contacto humano, para la confesión y compartir tus problemas con los demás, saber que no eres el único, que siempre hay alguien dispuesto a escuchar y aconsejarte es indispensable.  Comparte, conversa, conecta con los demás. Nadie va a ir a buscarte a tu casa ni para aconsejarte, ni para ayudarte. En los tiempos que corren corremos el peligro del aislamiento social que supone el uso excesivo e indiscriminado de medios digitales y redes sociales.

Haz crecer al máximo tus oportunidades conectando con el mayor número posible de personas. Recuerda y esto es muy importante que la ampliación de tu entorno de amistades, y conexiones profesionales requiera de un celo extremo para contener y hacer crecer la confianza de todos en ti. Ejercita la discreción, la tolerancia, y escucha a todo el mundo.

Nada mejor para ilustrar todo esto que contar una anécdota real, hace casi dos años invite a una de las reuniones a una persona que no conocía de nada para que nos diese una charla sobre el empleo. Tras esa reunión, y un año más tarde le pregunte si quería volver de nuevo, me comento que no era posible, pero que le gustaría hablar conmigo porque necesitaba de mis consejo para un familiar que estaba en búsqueda de empleo. Le dije que no tenía inconveniente, y tomamos un café al cual lleve a un amigo para así intercambiar algo de información al respecto. Mi amigo consiguió una entrevista y un trabajo más tarde a partir de ese pequeño encuentro!. Todo esto no habría sido posible sin ejercitar al máximo la empatía, la solidaridad, y la constancia.

 

Antonio.